sábado, 3 de abril de 2010

VIVIR EN EL MAR ...........

La costa, uno de esos medios ambientes, rodea a casi todo el país. Tal vez tú no lo sepas, pero México es un país que tiene muchísimas costas. Y junto a las costas está el mar, así que también hay mucho mar.

El mar nos ofrece una enorme cantidad de recursos naturales. De él se obtienen alimentos, combustibles, minerales y, por si eso fuera poco, es el más grande depósito de agua del mundo.

En esta imagen se ve una vista aérea del mar y la costa.

¿Te gustaría saber cómo son el mar y la costa? ¿Conocer lo que hay en ellos, los animales y plantas que viven allí? No tienes más que avanzar la hoja para iniciar un viaje que te llevará a lugares interesantes y, a lo mejor, extraños.

Ah, pero al igual que otros medios ambientes, la costa y el mar necesitan de cuidados y protección. De esta manera se podrán aprovechar por mucho tiempo los recursos naturales que nos brindan, que no son pocos, como veras más adelante.

Queremos saber lo que te agradó de este libro, lo que más te llamó la atención. Escríbenos a:

CONAFE
Río Elba 20, col. Cuauhtémoc
C.P. 06500, México, D. F.

¡Hasta el próximo libro!

Frente al mar

La primera impresión de alguien que nunca ha estado frente al mar es de asombro. Ver una cantidad de agua tan grande no es para menos. Agua y más agua en movimiento, hasta donde la vista alcanza.

El mar causa grandes sensaciones. Se siente su olor, su sabor salado. La brisa que lo acompaña mueve las plantas y abraza todo lo que encuentra a su paso.

En esta imagen se ve una playa. El mar, las palmeras, el cielo.

Es más, el mar produce un sonido muy especial. Es como si trajera la música por dentro, con su ritmo marcado por las olas. Si quieres darte una idea de cómo suena, junta tus dos manos y ahuecadas colócalas sobre uno de tus oídos.

El mar tiene su encanto, tan es así que José Gorostiza escribió el siguiente poema:

¡El mar, el mar!
Dentro de mí lo siento.
Ya sólo de pensar
en él, tan mío,
tiene sabor a sal mi pensamiento.

La costa

La costa es el lugar donde se unen la tierra y el mar. La costa puede estar formada por largas playas de arena o por acantilados, es decir, cerros y montañas junto al mar.

Además, las costas tienen diferentes formas. Si hay una parte de tierra que se mete en el mar, recibe el nombre de península. Si, por el contrario, una parte del mar se mete en la tierra, entonces a eso se le llama bahía.

Esta es la imagen de una península y una bahía. La península es una parte de tierra que se mete al mar. Por el contrario cuando el mar se mete a la tierra, se llama bahía.

En la costa también puede haber lagunas. Son parecidas a las bahías, sólo que la parte que comunica al mar con la laguna es muy pequeña.

Existen algunas que se forman en las desembocaduras de los ríos, es decir, en los lugares donde los ríos y el mar se juntan. En ellas hay agua dulce y salada. En la época de lluvias hay más agua dulce, mientras que en la temporada de secas hay más salada.

Las plantas y animales que se encuentran en las costas son de tipos muy distintos, según la clase de costa que se trate.

Hay costas en el norte del país que se hallan en zonas desérticas. En ellas hay playas de arena en las que la vegetación está formada sobre todo por arbustos y plantas que crecen y se extienden al nivel del suelo.

Esta es la imagen de una playa. Tiene algunos arbustos pequeños que se extienden en el suelo.

Si se avanza hacia el sur, empiezan a verse las palmeras y las plantaciones de coco. Si seguimos hacia el sur hay cada vez más vegetación. Allí encontramos lugares en los que la selva llega hasta la orilla del mar. Así sucede en los manglares, que son sitios en los que las plantas extienden sus raíces hasta el agua del mar.

Esta es la imagen de un manglar, están llenos de muchas especies de aves. Como vemos en la imagen estos son sitios en donde se extienden las raíces de las plantas hasta llegar al mar.

En cuanto a los animales, en las playas formadas de rocas y arena abundan los cangrejos, los caracoles y las conchas.

Según donde se halle la playa, se llegan a ver animales más grandes que buscan alimento: mapaches, zorrillos, conejos, serpientes y jaguares.

En esta imagen se ve una playa. Se ve el tipo de animales que hay en ella. Grullas, garzas, pelícanos, patos, pájaros.

Además, existe una gran cantidad de aves marinas como fragatas, gaviotas, pelícanos, grullas, garzas, patos, pájaros bobos y gallitos.

En los manglares, aparte de los animales que ya te presentamos, hay cocodrilos, víboras y una gran variedad de peces que se refugian en las raíces de las plantas.

En esta imagen se ve un manglar nuevamente. Dependiendo de la zona, pueden vivir en ellos, aves, cocodrilos, víboras, infinidad de variedades de peces y plantas.

Muchos de esos peces, como el pargo y la lisa, sirven para comer. Además, los manglares y lagunas costeras sirven de criaderos para algunas especies, como el camarón.

Los mares y las costas de México

Este es un mapa de México. Como puedes ver, nuestro país se junta a los lados con el mar en grandes extensiones.

En esta imagen se ve un mapa de México.

La República Mexicana no sólo está formada por tierra firme, sino también por las islas y el mar que rodea sus costas. En el mapa es la franja que está marcada con azul oscuro.

El mar

En el mar hay tanta agua que cuesta mucho trabajo imaginarla. Con decirte que cubre tres cuartas partes del mundo en que vivimos. Si te fijas en el mapa que hay en esta página, te darás cuenta que las partes de tierra firme están completamente rodeadas de agua.

En esta imagen se ve un mapa del mundo. El mar cubre tres cuartas partes del mundo. También se ven las distintas clases de animales que en él viven. Peces, moluscos, algunos reptiles, flora, etc.

En el mar habita una gran cantidad de seres vivos.

En sus aguas existe una enorme variedad de plantas y animales. Por ejemplo, el número de animales es mayor que el que podamos encontrar en tierra firme. En el mar viven desde la ballena, el animal más grande del mundo, hasta seres que no pueden verse a simple vista.

El agua de mar no puede beberse ni emplearse para regar cultivos.

¿Por qué será?

Pues porque el agua de mar es salada. Esto quiere decir que se hallan grandes cantidades de sal, además de otras sustancias y minerales.

En esta imagen vemos unas salinas cerca del mar. Además de sal, en el mar podemos encontrar sustancias minerales.

A pesar de que el agua marina es salada, los mares son los grandes depósitos de agua con los que todos contamos.

A lo mejor te preguntas cómo es posible esto, si acabamos de decir que el agua salada no puede emplearse tal y como está.

Bueno, pues eso es posible gracias al ciclo del agua, es decir, debido a los viajes del agua.

En esta imagen se ve una gran parte de playa y mucha vegetación.

Los viajes del agua

Como ya sabrás, el agua se usa para muchas cosas: para regar los cultivos, para hacer la comida, para calmar la sed, para bañarse, entre otras cosas.

También hay muchas maneras de obtenerla: de ríos, lagunas, pozos, manantiales y de la lluvia. Cada comunidad, según la zona donde se encuentre, tiene su manera de obtener agua.

En esta imagen vemos una comunidad utilizando el agua. Para lavar, para beber. El agua se obtiene de muchas partes, ríos, lagunas, pozos y manantiales.

Pero, ¿sabes de dónde viene el agua de los ríos, lagunas, pozos y manantiales?

Pues toda esa agua en algún momento fue agua de mar.

Si el agua de mar es salada, ¿cómo es posible que la de ríos, lagunas, pozos y manantiales sea dulce?

Lo que sucede es muy sencillo. Al agua de mar le pasa lo mismo que a la que usa tu mamá para cocinar. Ya te habrás fijado que, si se pone al fuego una olla con agua, sale un vapor muy fino. Ese vapor está formado por pequeñísimas gotitas de agua.

Cuando el sol calienta el agua del mar también sale vapor de agua. El vapor sube al cielo y forma nubes. La sal se queda en el mar porque no puede convertirse en vapor.

En esta imagen vemos el ciclo del agua. El sol calienta el agua y se genera vapor, este sube al cielo y forma nubes. Las nubes son arrastradas por el viento, cuando las nubes están cargadas de agua, llueve.

A las nubes las arrastra el viento y así recorren grandes distancias. Por el camino van recogiendo más y más gotitas de agua.

Cuando se han juntando muchas gotitas, las nubes pesan tanto que su agua cae en forma de lluvia, granizo o, en lugares donde hace mucho frío, nieve.

Toda esa agua es dulce, por lo que sí puede ser utilizada por el hombre, los animales y las plantas que viven en tierra firme.

En esta imagen se ve al ganado pastando. El agua del mar no se puede beber, pero cuando cumple el proceso mencionado anteriormente, cae en forma de lluvia y así es consumida por animales y sirve además para riego y otras cosas.

Sin embargo, los viajes del agua no terminan cuando ésta cae a la tierra. Una parte del agua se queda en la superficie y alimenta ríos y lagunas. Otra parte penetra en la tierra y forma pozos y ríos subterráneos.

Del agua que se queda en la superficie, una poca se evapora de nuevo. La demás, la que está en los ríos, corre y corre hasta llegar otra vez al mar.

Todos esos viajes que realiza el agua reciben el nombre de ciclo del agua. Se le llama así porque regresa al mismo punto de partida después de sus viajes.

¿Ahora ya sabes por qué el mar es el gran depósito de agua del mundo?

En esta imagen vemos nuevamente el proceso del agua. Una parte del agua se queda en la superficie y va a los ríos y lagunas, éstas a su vez desembocan en el mar. Por eso se le llama ciclo , porque finalmente vuelve al mismo lugar.

Agua viajera

En esta imagen vemos un juego parecido a Serpientes y escaleras, se llama: Agua viajera, es para que se explique el ciclo del agua.
* Puedes jugar "Agua viajera" con uno o más compañeros. * Luego, el primer jugador tira el dado y ve qué número le tocó. Avanza su ficha en la dirección marcada por la flecha tantas casillas como indique el número, contando desde la Salida. Por turnos, los otros hacen lo mismo.
* Se necesita una ficha para cada jugador (semillas, corcholatas, piedritas) y un dado (o, si no tienes dado, papelitos numerados del uno al seis). * De la misma manera, cada jugador va tirando el dado y avanza con su ficha, desde la casilla donde se haya quedado, tantas casillas como marque el dado.
* Para empezar se colocan las fichas de todos los jugadores en la casilla de Salida, es decir, en la del Mar. * Cuando alguien caiga en una casilla marcada con una indicación, hará lo que allí se dice.
* Para saber quién va primero, se tira el dado y quien saque el número mayor empezará el juego. Los demás tirarán siguiendo el orden de los números que les tocó. * Gana quien logre regresar primero al mar.




Mar adentro

¿Cómo es el mar por dentro?

Si nos metemos al mar encontramos que, al igual que sucede con la tierra firme, el fondo del mar no es parejo.

Mar adentro se encuentran terrenos planos, montañas y barrancos. De cualquier manera, mientras más nos adentramos al mar más profundo estará su fondo, porque el terreno se va inclinando poco a poco y cada vez más.

En esta imagen se ve cómo es el mar por dentro. Cerca de la costa puede llegar a los 200 metros, más adentro puede alcanzar los 400 metros, y en unos lugares llamados trincheras tiene hasta 11 000 metros.

¿Qué tan hondo es el mar?

En el mar hay distintas profundidades. Cerca de la costa puede llegar a los 200 metros, más adentro alcanza 400 metros o más y en los lugares llamados trincheras tiene ¡hasta 11 000 metros!

El agua del mar tiene otra característica: es muy inquieta, siempre está en movimiento.

El movimiento más conocido del mar son las olas. Seguramente tú ya las has visto, porque también las hay en las lagunas, aunque no tan grandes como las del mar.

Aquí vemos la orilla de una playa. Las gaviotas sobrevuelan las olas. El oleaje se forma por el viento que choca con la superficie del agua.

Las olas se forman cuando el viento choca con la superficie del agua, mientras más fuerte sople el viento más grandes serán las olas. Esto lo puedes comprobar si pones una bandeja o una tina llena de agua cuando haga viento.

Otro movimiento importante son las corrientes marinas. Éstas son como ríos que corren entre las aguas del mar, de la misma manera que los vientos, que son como ríos de aire dentro del aire.

En esta imagen vemos las corrientes marinas de México.

En el mapa puedes ver cuales son las principales corrientes que hay en los mares de México.

La marea es un movimiento más de las aguas del mar. En este caso el movimiento se da primero hacia arriba y luego hacia abajo. Esto hace que el nivel del mar suba o baje en ciertas horas.

En esta imagen se ven unas rocas muy grandes cerca de la playa, en ella hay distintos tipos de aves.

La mayor parte de los seres que habitan en el mar viven entre la superficie y los 100 metros de profundidad.

En esta imagen se ven distintos tipos de peces, estrellas de mar. Estos son algunos animales que viven dentro del mar.

¿Por qué viven allí casi todos? Pues porque hasta esta profundidad alcanza a llegar la luz del sol. El resto del mar es un lugar muy frío y oscuro.

Los animales y las plantas del mar pueden vivir flotando y viajando a donde los lleven las corrientes. Otros se agarran del fondo rocoso o se entierran en la arena.

En esta imagen se ven diferentes tipos de peces, una mantarraya, moluscos, plantas acuáticas. Todo esto puede vivir flotando en el mar.

Además, hay animales que nadan libremente, moviéndose por donde ellos quieren. Por lo general, algunos de éstos cargan a otros animales o plantas.

Las cadenas alimenticias que se dan en el mar son muy complicadas, pues intervienen muchos seres vivos. Sin embargo, aquí te ofrecemos un esquema para que te des una idea de cómo son:

Las plantas marinas son en su gran mayoría algas. No tienen raíz, tronco, ni flores. Son como hojas alargadas, de formas y tamaños muy diferentes. Las más pequeñitas abundan mucho y viven flotando en las zonas donde alcanza a llegar la luz del sol.

En esta imagen podemos ver que además de los peces, hay muchos pequeños animales que no se pueden ver a simple vista.

En la parte iluminada del mar hay también una gran cantidad de pequeñísimos animales. Muchos de ellos son herbívoros y se alimentan de algas. Éstos sirven de alimento a los animales carnívoros, es decir, a los que comen carne. En el mar sucede realmente lo que dice el refrán: el pez grande se come al chico.

Además, hay animales que se alimentan de los desperdicios que dejan otros y se encargan de transformarlos en sustancias útiles para la alimentación. Parte de esas sustancias queda en el agua y es aprovechada, junto con la luz solar, por las plantas. Así se completa la cadena alimenticia.

El pez grande se come al chico (si se descuida)

En esta imagen se ve un tablero parecido a Las damas chinas, es para jugar a El pez grande se come al chico. Habrá que poner fichas en las casillas.

"El pez grande se come al chico" se juega de la siguiente manera:

Cada jugador tiene ocho fichas (2 tiburones, 2 huachinangos, 2 sardinas y 2 camarones). Puedes calcar las que están abajo del tablero y ponerles tu nombre para saber que son las tuyas.

* Las fichas se colocan en las primeras hileras de cuadros azules: los tiburones van al centro en la hilera del frente; a su lado los huachinangos; en la fila de atrás, en medio, se colocan los camarones; a su lado, en los extremos, las sardinas.

* El otro jugador coloca sus fichas en el mismo orden en el lado opuesto del tablero.

* Las fichas sólo se pueden mover en diagonal, es decir, no se puede saltar cuadros blancos.

* El juego consiste en nadar hasta el lado opuesto. Gana quien logre llegar primero con el mayor número de peces.

* El pez grande se come al chico saltándolo. Si en la misma hilera diagonal hay dos peces juntos, no puede saltarlos.

* El pez chico puede saltar al grande, pero no comérselo.

* Ninguna ficha puede retroceder.

Eso es todo. Ahora adelante y ponte listo porque, si te descuidas, te comen.

Fichas de cada jugador:

En esta imagen se ven dos tiburones, dos huachinangos, dos sardinas y dos camarones. Son las fichas para el juego anterior.

2 Tiburones
2 Huachinangos

2 Sardinas
2 Camarones

El mar, la costa y sus recursos naturales

¿De qué está construida la casa en la que vives? ¿De palma, de madera, de piedra? Sea de lo que sea, está hecha con cosas que tomamos del medio ambiente. ¿Y sabes por qué? Pues porque todos los seres vivos necesitan del medio ambiente en el que viven.

En esta imagen se ve a lo lejos el mar, lagunas, árboles, palmeras, casas de palma, pescadores en sus lanchas.

Del medio ambiente tomamos lo que nos hace falta para comer, fabricar herramientas, construir casas, conseguir combustible y mil cosas más. Todo lo que aprovechamos del medio ambiente para nuestras necesidades recibe el nombre de recursos naturales.

Hay recursos naturales que, si los usamos con medida y sin abusar, siempre se podrá disponer de ellos. Las plantas y los animales son recursos de este tipo, a los que se llama recursos renovables.

Son renovables porque se pueden sustituir o hacer de nuevo, como los animales, que al morir dejan crías; o como las plantas, que producen semillas que darán nuevas plantas. Hay que sustituir lo que se acaba para así tener siempre recursos. Por ejemplo, si se corta un árbol hay que sembrar otros.

En esta imagen se ve el campo, un campesino recogiendo su cosecha, se ven algunas vacas y gallinas.

Hay otro tipo de recursos que no pueden cambiarse por nada, solo existen en ciertas cantidades. Eso sucede con el agua y el petróleo. Si no se usan con medida, es posible que un día se acaben, y entonces no habrá manera de recuperarlos. Por eso se llaman recursos no renovables.

En esta imagen se ve una plataforma petrolera, en medio de una zona llena de vegetación.

Durante mucho tiempo se creyó que los recursos que existen en tierra firme eran suficientes para todo el mundo. Sin embargo, cada vez hay más gente y las necesidades, sobre todo de comida, aumentan. Por eso ahora se busca la manera de aprovechar todos los recursos que se pueden sacar del mar.

En esta imagen vemos un campo lleno de flores y plantas. Además hay un cebú, una vaca, un guajolote, gallinas, un cerdo, un borrego, una cabra.

El mar no sólo es un gran depósito de agua. También es una enorme fuente de alimentos y otras cosas útiles para las actividades humanas.

México cuenta con muchas costas y, por lo tanto, de sus mares puede obtenerse una gran cantidad de recursos.

En este dibujo se ve a unos hombres  descargando productos en un puerto. Una salina y una plataforma petrolera. Estas son algunas de las actividades en las que se aprovecha el mar y sus recursos.

La pesca es la actividad más antigua relacionada con el mar. En México, hace mucho tiempo, se llevaba a cabo sobre todo en lo que hoy son los estados de Veracruz, Tabasco, Oaxaca y Baja California.

Los libros dicen que la pesca era una ocupación sólo de los hombres. La realizaban en barcas hechas con troncos ahuecados, en las que podían ir de una a veinte personas, según el tamaño de la barca.

Para sacar los peces empleaban redes y lanzas de tres puntas. A veces también usaban arcos y flechas. Cuando la cantidad de peces era abundante, hasta a garrotazos los sacaban.

En esta imagen se ven a algunos pescadores de la antigüedad.

En aquellos tiempos, lo que se sacaba del mar no sólo servía de alimento a la gente que vivía en la costa. Los pueblos de tierra adentro también le daban un gran valor y lo compraban o lo recibían como pago.

En esta imagen se ve un mercado de productos del mar de los antiguos mexicanos.

Pero lo que se sacaba del mar no sólo servía de alimento, también se usaba para diversos fines. Algunas espinas de pescado, por ejemplo, se utilizaban como puntas de flecha.

Las conchas y los caracoles llamaban mucho la atención. Con ellos se fabricaban collares, pulseras y hasta instrumentos musicales. Muchas veces formaban parte de las ofrendas que los antiguos mexicanos hacían a sus dioses.

En esta imagen se ven algunos caracoles. Las conchas y caracoles eran muy apreciados por las antiguas civilizaciones, con ellas fabricaban collares, pulseras y hasta instrumentos musicales.

Hoy en día, la pesca es la principal actividad del hombre en el mar. Las formas de pesca son muy variadas, de acuerdo a lo que se desee sacar.

En primer lugar está lo que los pescadores llaman línea, que es un cordel especial en el que se coloca un anzuelo. Se puede usar una sola línea o varias sostenidas por boyas, es decir, por objetos que flotan y permiten recuperar las líneas.

En esta imagen se ve cómo arrojan al mar los pescadores los cordeles con un anzuelo en la punta, para pescar. También se ve una trampa, que es algo como una caja con bejuco o alambre. Y en el tercer dibujo se ven unas boyas que son objetos que flotan en el agua para poder recuperar las líneas o cordeles con anzuelos.

Otra forma de pescar es por medio de trampas, con las que se captura langostas, jaibas y algunos peces. Las trampas se fabrican de varios materiales como bejuco, madera o alambre.

Las redes son los utensilios más comunes para pescar. Hay de muchos tamaños, desde las que se llaman atarrayas, que puede manejar una sola persona, hasta enormes redes que requieren de varios hombres para su manejo. Algunas otras son tan grandes que sólo con máquinas y barcos es posible usarlas.

En esta imagen se ve a unos pescadores lanzando una red al mar, las usan los pescadores comunes y también las grandes embarcaciones.

Las embarcaciones también pueden ser de muchos tipos. Las más pequeñas son los cayucos, es decir, canoas impulsadas con remos o con una vara larga que le sirve de palanca.

Los cayucos, como el que se ve en la ilustración, son iguales en todo México: se usan lo mismo en Michoacán, Nayarit, Veracruz, Tabasco y Yucatán.

Aquí en esta imagen se ven varios tipos de embarcaciones pesqueras. Desde las más pequeñas de madera o fibra de vidrio hasta las impulsadas con vela o motor. A las más grandes se les llama buques-fábrica.

Además hay embarcaciones pequeñas, de madera o fibra de vidrio, impulsadas con vela o con un motor fuera de borda. Otras, más grandes, sirven para pescar con redes de arrastre o formando cercas.

Las más grandes de todas son los buques-fábrica. En ellos no sólo se pesca y se guarda el pescado, sino que además se limpia, se prepara y se enlata, todo dentro del mismo barco.

La pesca es una actividad que se lleva a cabo lo mismo en la orilla del mar, en la parte cercana a la costa o mar adentro.

Si se trabaja en la orilla del mar, muchas veces ni siquiera hace falta emplear una embarcación, ya que desde las playas es posible pescar con redes y líneas

Aquí se ve cómo sacan las redes los pescadores en la playa.

En los otros casos siempre es necesario usar una embarcación. Para la pesca que se realiza cerca de la costa basta con una lancha, pues los pescadores salen a trabajar y regresan el mismo día. Para la pesca en mar abierto, en cambio, se requiere de barcos, ya que es necesario permanecer en el mar varias semanas.

En esta imagen hay distintos tipos de peces de los que consumimos: mojarras, huachinangos, cazón, mero, atún, lisa, robalo y sardina.

Existen muchísimos peces que se comen y son muy nutritivos: la mojarra, el huachinango, el cazón, el mero, el atún, la lisa, el robalo, la sardina. La lista completa sería muy larga.

También son muy buenos otros animales como el camarón, el pulpo, el calamar, el ostión, la almeja, algunos caracoles, el langostino y la langosta.

Pero el mar no sólo nos brinda alimento. En su fondo también hay una gran cantidad de minerales que sirven para infinidad de trabajos útiles.

En esta imagen se ve una máquina en la profundidad del mar. Además de alimento el mar nos ofrece una gran cantidad de minerales, pero es más difícil obtenerlos.

El problema de esos minerales es que no resulta fácil sacarlos de donde están. Cuando se cuente con máquinas que puedan trabajar a grandes profundidades, se logrará aprovechar esos recursos.

En esta imagen vemos una plataforma petrolera.

Un recurso abundante en el mar, que sí ha sido explotado, es el petróleo.

El petróleo es una sustancia que tiene muchos usos. Del petróleo se obtiene la gasolina, sin la cual no podrían funcionar carros, camiones, barcos, aviones y muchas otras máquinas de motor.

En esta imagen podemos ver los distintos tipos productos que se elaboran con el petróleo. Para la elaboración de plásticos, telas, gas natural.

El petróleo también sirve para la elaboración de todo tipo de plásticos y algunas telas para vestidos. Junto al petróleo casi siempre se encuentra el gas natural, que se emplea tanto para las estufas caseras como para hacer funcionar fábricas enteras.

Sin embargo, como el petróleo es un recurso natural que se ha usado muchísimo, tarde o temprano se va a terminar.

Por ello, desde hace tiempo se buscan otras formas de producir energía y el mar puede ofrecerlas. Una de ellas, por ejemplo, consiste en aprovechar la fuerza de las olas para obtener electricidad.

En esta imagen se ven unas rocas y las olas chocando con ellas. De este modo puede aprovecharse la fuerza de las olas, para obtener electricidad.

El mar y la costa necesitan cuidados

En esta imagen vemos una embarcación descuidad y a la gente arrojando desechos al mar. El mar nos brinda demasiados recursos por eso debemos cuidarlo.

El mar y la costa nos ofrecen muchas cosas útiles. Pero el mar y la costa, como cualquier otro medio ambiente, necesitan ser cuidados, para que sus recursos se usen de manera provechosa y por mucho tiempo.

Por eso, hay que tener presente que las plantas y animales que se obtienen del mar, al igual que los que viven en la tierra, podrían acabarse si no se aprovechan con cuidado.

En esta imagen se ven además de plantas acuáticas, caracoles y conchas. Una ballena y una tortuga. Lamentablemente existen muchos animales marinos en riesgo de desaparecer ejemplo de esto son estas especies.

Actualmente existen animales marinos que se encuentran en peligro de desaparecer, debido a que han sido pescados en grandes cantidades. Entre ellos están la ballena, las tortugas de mar, algunos caracoles, el abulón y el coral negro.

Así como en la tierra hay temporadas para sembrar y cultivar, en el mar hay épocas en las que se puede pescar una especie y otras en las que no se puede. Si se respetan las temporadas para cada tipo de pesca, se asegura que no se acaben las especies útiles.

Además, el mar se ensucia. La forma más conocida en que tal cosa sucede son los derrames de petróleo. Esto se debe a accidentes al sacarlo o transportarlo.

Cuando el petróleo se derrama, cubre las aguas del mar formando grandes manchas. Las plantas y animales que entran a esas manchas quedan cubiertas de petróleo. Eso les ocasiona la muerte.

Aquí vemos los resultados de los derrames de petróleo. Miles de peces muertos en la orilla del mar.

Otra de las formas en las que se ensucia el mar se debe a las aguas que desechan las ciudades con muchos habitantes. Estas aguas, que contienen una gran cantidad de desperdicios, llegan al mar a través de los ríos. Si son muchas y muy sucias, afectan a los seres que viven en él.

En esta imagen se ve cómo también a través de ríos y lagos, los desperdicios llegan al mar.

Los desechos de las fábricas también causan problemas en el mar.

Al igual que los de las grandes ciudades, llegan en las aguas de los ríos.

Estos desechos muchas veces son sustancias venenosas que van acumulándose poco a poco en el cuerpo de los animales y plantas marinas. Al comerlos, el hombre y otros animales también se envenenan.

En esta imagen se ve cómo las industrias contribuyen dañando al mar, tirando en él  sus desechos.

Como hemos visto en este libro, el mar es un enorme depósito de agua que, junto con la costa, tiene muchos recursos. Por lo tanto, hay que tener mucho cuidado con ellos, evitando que se ensucien y utilizándolos con medida. Así se conservarán por mucho tiempo, sin alteraciones graves.

En esta imagen se ve una orilla de la playa con rocas y algunas aveces posando en ellas. Debemos evitar se dañen los recursos que nos da el mar, para que no sufra graves alteraciones.

Al mar voy, del mar vengo

Esta imagen es un juego parecido a serpientes y escaleras, con el tema del mar.
* Puedes jugar "Al mar voy, del mar vengo", con uno o más compañeros.

* Se necesita una ficha para cada jugador (semillas, corcholatas, piedritas) y un dado. Si no tienes un dado, puedes usar papelitos numerados del uno al seis.

* Una vez que se determina el orden de los turnos, todos los jugadores ponen su ficha en la casilla de.Salida.

* El jugador que tenga el primer turno tira el dado y avanza tantas casillas como haya marcado el dado. .Así, cada jugador tira el dado y avanza para iniciar su juego.

* Después, por turnos, cada jugador tira el dado y avanza a partir de la casilla en la que se quedó en la última jugada.

* Cuando un jugador caiga en una casilla con indicación, hará lo que allí se señala.

* Gana quien llegue o pase primero por la casilla de Llegada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada